Medicinas en movimiento


Todas las técnicas orientales buscan restablecer la correcta circulación de la energía vital que fluye en el organismo por los meridianos. Si se interrumpe esa corriente de energía se crea un desequilibrio entre la tranquilidad y la actividad, para ellos son el yin y yang.

Una de las disciplinas que utilizan en oriente son:



TAI-CHI

Relajación, respiración y bienestar físico-mental; son los tres ingredientes en que se basa esta práctica entroncada también con artes marciales. Todo ello se consigue con movimientos lentos y coordinados con la respiración consciente, inspirados en las posturas de animales (la grulla, la serpiente, el mono, el tigre....). es una disciplina especialmente recomendada para las personas que estén atravesando épocas de estrés, ya que aumenta la concentración, la memoria y el bienestar psíquico. Incrementa también sensiblemente la fortaleza, la flexibilidad y la coordinación. La gran baza de tai-chi es que los beneficios de relajación se perciben desde el principio del ejercicio, ya que la lentitud y suavidad de los movimientos son incompatibles con los estados de ansiedad.

  • Es una meditación en movimiento con la que se consigue una mayor capacidad de concentración y se reducen las pulsaciones y la presión sanguínea.
  • Favorece la digestión y el metabolismo, ya que sus movimientos producen un masaje interno.
  • Estudios recientes confirman su efectividad para retrasar la pérdida de masa ósea cuando llega la menopausia.


DO-IN

Es una disciplina zen cuyo objetivo es activar el poder curativo del organismo mediante estiramientos que desbloquean los meridianos o canales que recorren el cuerpo. Primero, se realiza una toma de conciencia del cuerpo a través de movimientos lentos que ayudan a concentrarse y una respiración profunda, para pasar después al estiramiento de los canales energéticos, mediante posturas coordinadas con la respiración. Se termina con un automasaje.

Esta indicado para las personas a las que la tensión se les manifiesta en forma de contracturas y dolores de cabeza.

Los monjes budistas utilizaban el do-in para reforzar la salud y soportar el trabajo, la oración y el ayuno en los monasterios.

Entradas populares de este blog

Aceite de Musk o Almizcle

Tratamiento con gel de castañas de indias para varices y venas...

Gemas y Chakras...