Las flores de Bach



Las Flores de Bach también reciben el nombre de esencias florales de Bach y de elíxires florales de Bach. Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.

Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.
Son esencias puras que se extraen de las flores silvestres y que contienen singulares propiedades curativas. Estas sustancias, son empleadas dentro de la medicina alternativa como también en tratamiento complementario para aliviar diferentes padecimientos psicológicos y físicos del paciente.

Las Flores de Bach no curan enfermedades, pero que sí tienen un efecto muy positivo como terapia complementaria a los tratamientos médicos y psicológicos y son una alternativa para quienes no toleran los medicamentos convencionales.

Tratamientos florales:
Las Flores de Bach, se emplean para el tratamiento de muchas patologías y sus especialistas estiman que cuanto más precozmente comienza un tratamiento, mejores beneficios se obtendrán.
Las esencias florales, tienen la capacidad de curar porque son parte de la infinita energía universal, energía positiva extraída de los capullos de flores silvestres que ofrecen armonía los flujos energéticos y campos electromagnéticos alterados y restablecen el equilibrio perdido, posibilitando que el organismo colabore en su propia curación.
Las Flores de Bach son 38 esencias naturales que se obtienen de 38 plantas distintas y cada una de ellas está destinada a actuar sobre las emociones: temores, incertidumbre, falta de interés y apatía, soledad, sensibilidad excesiva a la influencia del medio, desesperación y desaliento y preocupación por el bienestar ajeno.
Las dosis y los preparados:

  • La combinación de flores en el preparado se realiza de acuerdo con el diagnóstico, dependerá de la evolución de la persona, serán el tiempo y la cantidad de frascos prescriptos.
  • Cuando se termina el frasco, el terapeuta valorar otra vez al paciente, para decidir si el tratamiento se da por terminado, o bien, si deberá continuar sin modificaciones o si cambiará la fórmula del remedio.
  • La forma habitual de emplear los remedios florales es utilizando un gotero y aplicando sobre la lengua el número de gotas indicado por el especialista. Si el paciente ha perdido el conocimiento o se encuentra en un estado de shock físico y mental, puede empapar un algodón con agua y la esencia floral y frotar sobre los labios o diversas partes del cuerpo o bien colocar unas gotas de la esencia detrás de la oreja.
  • Lo importante es tener en cuenta que las flores de Bach son una opción que ofrece la medicina alternativa para restablecer el equilibrio energético y lograr la armonía emocional del individuo, favoreciendo en consecuencia al bienestar físico de las personas.

Fuente: Crecer o perecer

Entradas populares de este blog

Aceite de Musk o Almizcle

Tratamiento con gel de castañas de indias para varices y venas...

Gemas y Chakras...