Baño rejuvenecedor...



Las esencias y las hierbas son ingredientes cómodos de usar en el cuidado del cuerpo, especialmente en los baños, como alternativa a los productos comerciales de uso diario. La salvia y el tomillo, además de su función antiséptica, son un buen tonificante y, junto con los aceites esenciales, que aportan grasa a la piel, constituyen un bálsamo ideal para sentirse reconfortada y rejuvenecida.
Para que el baño tenga los efectos terapéuticos indicados se aconseja que la infusión obtenida de las hierbas se vierta en agua muy caliente. De esta manera, mientras se espera a que se enfríe lo suficiente para no quemar, la infusión impregnará el baño de modo homogéneo.

PARA SU ELABORACIÓN SE PRECISA
50 g de salvia
50 g de tomillo
50 g de eucalipto
Aceite esencial de patcharela
Aceite esencial de sándalo
1 litro de agua
Un recipiente de cristal
Se prepara una mezcla de hierbas que contengan la salvia, el tomillo y el eucalipto. Ponerlas en un recipiente y mezclarlas bien. Utilizar hojas de eucalipto frescas, a fin de obtener un mejor resultado en la extracción de su aceite. Seguido, verter un litro de agua en un recipiente, y ponerlo al fuego, llevarlo a ebullición y mantenerlo durante 10 minutos a fuego lento. Seguidamente retirarla, colarla y dejarla enfriar.
Añadir a la infusión 10 gotas de aceite esencial patcharela, y otras 10 gotas de aceite esencial de sándalo; se puede utilizar un cuentagotas para precisar las medidas.
Para finalizar, verter el líquido de la infusión en un recipiente de cristal para llevarlo al baño. Utilizar la preparación lo antes posible.

Entradas populares de este blog

Aceite de Musk o Almizcle

Tratamiento con gel de castañas de indias para varices y venas...

Hierbas contra los síntomas de la menopausia...