Ir al contenido principal

Destacados

Pay de limón

Esta receta es baja en calorías, sin harina, sin gluten y solo lo imprescindible de azúcar; la base esta elaborada con ingredientes que tenemos a nuestro alcance y que son saludables.
Para esta tarta se preciso:

Base

200 g de manzanas (de preferencia yo utilice las rojas)180 g de copos de avena sin gluten100 g de dátiles220 g de puré de plátanosRelleno 1 queso crema o mascarpone a temperatura ambiente200 gr de yogur griego natural3 cdas de azúcar morena o de coco o de preferencia6 hojas de gelatinaCuajada de limón 1 huevo70 ml de zumo de limón (1 limón y medio)ralladura de un limón2 cdas de azúcar morena100 gr de mantequilla sin lactosa o clarificadaTopping 1 tableta de chocolate blancoProcesamiento
Lo primero es realizar la cuajada de limón para que se atempere mientras realizamos la tarta. Se pone todos los ingredientes en un cazo, menos la mantequilla y se llevan a ebullición, removemos constantemente hasta que este con una textura espesa, retiramos y mezclamos con la mantequilla, dejamos …

Los 40 años y más de la mujer....


Debido a los procesos de envejecimiento, el metabolismo natural se ralentiza, y la baja movilidad se acelera el proceso de sustitución de la masa muscular con la grasa corporal. La reducción de la masa muscular ayuda a disminuir el consumo de calorías, y casi cualquier alimento se convierte en grasa. Los expertos estiman que, como resultado, las damas suben dos tallas por cada 10 años. Uno de los secretos es no excederse en la eliminación de exceso de grasa corporal. El cuerpo de una mujer debe contener la cantidad óptima de grasa. El hecho es que el tejido adiposo es capaz de producir las hormonas femeninas que protegen los vasos sanguíneos de reducirse, los huesos de la osteoporosis, y activar el cerebro a trabajar activamente.
Otro secreto que las damas deben tener en cuenta durante la dieta es el mantenimiento de la masa muscular normal. Para este propósito, suficiente proteína deben ser incluidas en el menú. Y lo más importante, se debe restaurar la actividad física, lo que ayudará a preservar el tejido muscular.
Dicho régimen aumentar la tasa de procesos metabólicos en un 27%, lo que reduce significativamente la probabilidad de kilos. De todos modos, si todo lo demás falla, la liposucción puede ser una alternativa para alguien.
La menopausia es una etapa de la vida femenina inevitable que para la mayoría resulta liberadora pero que sin embargo para algunas mujeres sigue siendo una oportunidad más para deprimirse.
La mujer moderna, por su mayor integración social, y una mayor variedad de intereses fuera de la familia, tiene una conciencia menos perturbadora de su crisis climatérica que en la antigüedad, cuando el objetivo principal de la mujer consistía en tener hijos.
Los síntomas comunes se extienden desde la simple inestabilidad del humor, con reacciones emotivas desproporcionadas a las causas, hasta una irritabilidad permanente con explosiones de violencia que sobrevienen ante la menor contrariedad.
Los trastornos de la sexualidad y de la afectividad suelen ser comunes. Puede darse tanto un aumento de la libido como una disminución, que indica más bien motivos psicológicos que fisiológicos. Por lo general, las personas con antecedentes de depresión son las que comienzan a decaer frente a los primeros trastornos, presentando cuadros de ansiedad, que se manifiestan con un estado de inestabilidad y agitación; angustia, hipocondría, con síntomas como palpitaciones, pruritos, dolores migratorios, trastornos digestivos y urinarios; insomnio, falta de memoria y depresión. 
Es importante el tipo de personalidad y el modo de reaccionar frente a los cambios para evaluar pronósticos que suelen ser favorables para la mayoría. Existe también una relación entre los estados depresivos premenstruales y la depresión en la menopausia, pero afortunadamente estos estados de ánimo anormales suelen desaparecer luego de 15 a 22 meses sin período. Este trastorno requiere adaptación frente a una vida que cambia de perspectivas para poner en marcha nuevos esquemas que permitirán la continuidad del crecimiento personal. Carl Gustav Jung, sostiene que es un gran error suponer que el sentido de la vida se agote, en el otoño de la vida, por ejemplo en el caso de la mujer, en la menopausia.
Según su perspectiva, la vida tiene un doble fin, el primero es el fin natural, la generación de la descendencia, el trabajo y la posición social. Cumplido este fin, comienza otra fase: la del fin cultural.
A muchos los domina la falsa ambición de hacer de mayores lo mismo que cuando eran más jóvenes, y es en esas ocasiones en que el tránsito de la fase natural a la fase cultural se torna más difícil y amarga. Otros se aferran a sus hijos, como lo hacen muchas madres.
Jung señala que es una especie de segunda pubertad que suele sobrevenir acompañada por todas las tormentas de la pasión. La transición de la primavera al otoño es una inversión de los antiguos valores, siendo conveniente no rechazarlos en absoluto, sino conservarlos, pero al mismo tiempo reconocer sus contrarios. 
Evitar estar desaliñada, vestirse bien como para salir, aunque no salgan, porque lo más importante es agradarse a uno mismo, es una buena forma de recuperar el optimismo y la confianza en la vida.
Aprender a estar sola, salir a tomar un café o a comer sola de vez en cuando y gozar de la propia compañía, es la clave para reconocerse y encontrarse, porque sólo en soledad surgen las mejores ideas, la creatividad y la solución de los problemas...

Entradas populares