Tercer chakra...


El tercer chakra, Manipura, es el centro de energía, del poder de la voluntad, del sentido de control y coordinación, es la fuerza que incita a actuar. Se ubica entre el ombligo y la boca del estómago. Su nombre en Sánscrito: Manipura, se traduce en “ciudad de joyas”. Se lo denomina así porque es un centro de fuego, un punto focal que origina calor.
  • Sílaba mántrica: RAM.
  • Nota musical: MI.
  • Color: amarillo.
  • Elemento: fuego.
  • Sentido: la vista.
  • Órgano: sistema nervioso autónomo, las glándulas adrenales, el páncreas y el hígado
  • Yantra: un loto rojo de diez pétalos con un triángulo invertido, también de color rojo, dentro de un círculo.
Está vinculado con los procesos purificadores del cuerpo y la limpieza de toxinas, es el más grande de todos los chakras y además el más potente. En el plano físico, este chakra tiene un efecto estimulante sobre los nervios. Si se encuentra sano y equilibrado, emana una sensación de estar en control de los acontecimientos, buena coordinación y orientación física

El Tercer Chakra y el color amarillo:
En el plano de los procesos de pensamiento el Amarillo se vincula con la capacidad de comprender correctamente las cosas. Este chakra anima la capacidad intelectual, el desarrollo del conocimiento y el hemisferio cerebral izquierdo.
Cuando el amarillo abunda, existe interés en cuestiones científicas. La carencia de amarillo responsabiliza un uso insuficiente de la capacidad mental o inseguridad acerca del potencial intelectual propio. Existirá una tendencia a la frustración.
El amarillo anima el tercer chakra, o plexo solar, el gran líder del sistema nervioso, que controla los procesos digestivos en el estómago y el cerebro.
El amarillo ayuda a purificar el sistema mediante su acción eliminativa en el hígado y los intestinos; ayuda a limpiar los poros del cuerpo; mejora la textura de la piel, sanando cicatrices y otras manchas. El amarillo tiene también un efecto enriquecedor sobre las zonas intelectuales del cerebro.
La interpretación esotérica del amarillo como miedo es incorrecta, el miedo que es percibido en el cerebro es sentido en el plexo solar a causa de la verdadera negación de los positivos rayos del amarillo. El color del miedo es el gris, aunque algunas veces se ven tintes de mostaza.
Cuando este chakra no no esta equilibrado, la persona padece afecciones nerviosas y una falta de energía general. Si no está correctamente equilibrado pueden desarrollarse complejos de inferioridad e inseguridad y baja autoestima. Pueden incrementar los deseos de poder y de poseer cosas.
Su desequilibrio puede ser causa de anemia, bulimia, estreñimiento, diarrea, problemas hepáticos, etc.
El Tercer Chakra a nivel emocional:
Los aspectos emocionales positivos de este chakra evidencian la capacidad para obtener logros y un temperamento caliente que disfruta ser el centro de atención y hablar con soltura.
Los aspectos emocionales negativos se ven traducidos en impotencia y sensaciones de desorientación y vida dispersa, sin objetivos bien definidos. La persona puede volverse insegura y también muy obsesiva.
Este es un ejercicio propuesto para el Tercer Chakra:
Al levantarse en la mañana, pararse enfrente de una ventana abierta, suficientemente vestido, y hacer 20 respiraciones profundas, inhalando y exhalando con lentitud.
Conforme respirar, tratar de visualizar el aire radiante de Sol, como enriqueciendo la Tierra, las doradas corrientes penetrando la Tierra y a todos sus habitantes.
Observar esta sangre de luz amarilla fluyendo dentro de su cuerpo, penetrándolo e iluminando cada parte de él. Luego seguir adelante con su tratamiento específico, o con el día laboral, se notará una mejoría sorprendente en la circulación de los esfuerzos, en cada día y en cada circunstancia de la vida, mental y en lo material.
Hacerlo consciente y sensiblemente.
Los metales que irradian amarillo son: el oro, el bario, el calcio, el manganeso, el zinc, el cobre, el cromo, el níquel, el estroncio, el cadmio, el cobalto, el aluminio, el titanio.
Los alimentos que contienen amarillo son: pimientos amarillos, maíz dorado, plátano, calabaza, piñas, limones, melón dulce y la mayoría de las frutas y vegetales de cáscara amarilla.


Fuente: crecer y perecer

Entradas populares de este blog

Aceite de Musk o Almizcle

Tratamiento con gel de castañas de indias para varices y venas...

Gemas y Chakras...