Gemas y Chakras...



Una forma diferente de equilibrar los chakras es mediante piedras o cristales de colores. Utilizando determinadas piedras o cristales de colores podemos equilibrar los chakras. Para éste ejercicio se va a necesitar:

■Un cristal de cuarzo claro
■Un cristal de color violeta o morado
■Un cristal azul
■Un cristal de color verde
■Un cristal amarillo
■Un cristal de color naranja
■Dos cristales rojos

Acostarse sobre su espalda, en el suelo o sobre una colchoneta firme y de esta manera fácil se podrá equilibrar los Chakras en apenas tres minutos.

1. Colocar un cristal de cuarzo transparente en la parte superior de la frente, en la línea del cabello. Donde se encuentra el Chakra de la corona Sahasrara, su color es blanco o violeta, y es él quien dicta las reglas de la naturaleza espiritual.

2. Colocar una piedra violeta o púrpura en el centro de la frente, encima del entrecejo, justo encima de los ojos. (Una amatista es una excelente opción.) Este es Ajna, el Chakra del tercer ojo, es de color añil, y dictamina con sabiduría iluminada las reglas de la capacidad intuitiva.

3. Ubicar un cristal azul en la garganta, justo en la media luna que forma el tórax. (Una piedra de color aguamarina funcionará bien aquí.) Esta es Vishuddha el Chakra de la garganta, su color es azul, y determina las reglas de la comunicación.

4. Poner una piedra verde en el centro del pecho. (El cuarzo verde es una estupenda opción). Esta es Anahata, Chakra del corazón, su color es verde esmeralda, y dirige los controles de las emociones.

5. Situar un cristal amarillo en el centro del estómago, alrededor de un centímetro por encima del ombligo. (Jade amarillo funciona bien en el plexo.) Este es Manipura, el Chakra del plexo solar, su color es amarillo, y determina las reglas del poder personal y la voluntad.

6. Colocar una piedra de color naranja justo entre el ombligo y el pubis, sobre el hara. (Un cuarzo citrino es genial.) Este es Swadhishthana, Chakra sacro, su color es naranja, y dirige las reglas energéticas manifestadas en la capacidad procreativa y creativa.

7. Ubicar una piedra roja en cada lado de la pelvis. (Dos cristales ámbar rojos es una buena opción aquí.) Este es Muladhara,Chakra base, su color es rojo, y dictamina el poder de la Serpiente Kundalini en uno, su energía dicta las reglas del deseo sexual.

Una vez que se haya terminado de colocar los cristales en los lugares indicados del cuerpo, cerrar suavemente los ojos. Comenzar a inhalar y respirar completa, lenta y profundamente. Con cada inhalación, imaginar la respiración en los colores de cada uno de los cristales. Imaginar como se absorben los colores de las piedras en los Chakras específicos. Respirar sintiendo la energía de la Tierra, su poder de sanación en los pies, en las manos, en todo el cuerpo, meditando en cada uno de los cristales.
Las piedras preciosas y semipreciosas están vivas y cargadas de fuerzas espirituales. En los cristales vibran las energías sutiles, que pueden ser adaptadas para que coincidan con las vibraciones personales ayudando a armonizar la curación y el equilibrio.
Egipto, China, India, Tíbet, desde hace milenios los cristales de colores y las piedras se usan para estimular los siete Chakras del cuerpo humano, ubicados desde la corona de la cabeza a la base de la columna vertebral. La energía de cada Chakra tiene su resonancia en los cristales. Cuando uno de los siete centros energéticos no está en armonía, las piedras se encargan de alinear y estimular los Chakras afectados produciéndose de este modo la sanación.

Entradas populares de este blog

Aceite de Musk o Almizcle

Tratamiento con gel de castañas de indias para varices y venas...

Hierbas contra los síntomas de la menopausia...