Reglas de oro sobre la piel en casa

Con la entrada a la menopausia, hay que seguir una serie de cuidados corporales para afrontar sus síntomas. Para evitar la flacidez, aunque se siga las pautas de un nutricionista (en caso de tener este apoyo), y se pierda peso a un ritmo saludable, la piel se reciente y aquí es donde busco productos que contengan ingredientes como el colágeno, manteca de cacao, de kárite y vitaminas del grupo A, C, E y D, que puedan darle el soporte necesario para estar sana.
La disminución de los estrogenos en la piel hace que se vuelva más fina y se deshidrate, lo que lleva a la formación  de las famosas arruguitas, y con el paso de los años, ocasiona una menor síntesis de colágeno en la dermis, aunado a la revolución hormonal hace que la piel se vea y se sienta seca.
Las cremas de acción reductora, son ideales aplicarlas entre las 6 y 8 de la mañana, ya que es el momento en que las hormonas vacían las células grasas para afrontar las necesidades de energía del cuerpo, y aprovechar este momento para ponerla después de la ducha.
Realizó una vez a la semana una expoliación  para oxigenar y purificar la piel; así como cepillar en seco el cuerpo antes del baño, favoreciendo así la absorción de las cremas que utilizo.
Aparte de una buena hidratacion, no es solo el uso diario de crema hidratante, sino también en estar hidratada desde el interior, con que no olvidar las tomas de agua recomendadas de 8 vasos.
Para el cuidado facial a diario, comienzo con una limpieza con productos adecuados a mi tipo de piel y agua fría. Por la noche utilizo productos que produzcan renovación celular con ácido hialuronico, Q10, retinoico o sus derivados; las cremas están y deben cumplir la función de barrera y si contienen vitamina A brindan una mejor hidratacion profunda.
Recomiendan realizar un peeling para la mejoría en la humedad cutánea, estimulando la producción de colágeno con lo que mejoraría las arrugas superficiales, teniendo en cuenta de realizarse en invierno como en verano, éste último debe ser suave y con los debidos cuidados del sol.
También me apoyo en los alimentos que ayudan a regular las enzimas del hígado que metabolizan los estrogenos, además de depurar como el brécol, coliflor y coles. Los cereales integrales, la avena, el pan y el arroz por la fibra ayudan a reducir la acumulación de grasa, lo mismo ocurre con las semillas de lino, sésamo, chia y las setas. Otros alimentos depurativos como la cebolla y el ajo, las frutas cítricas o de las verduras de hojas verdes las consumo en sus distintas modalidades porque ayudan a que el organismo metabolice y descomponga el estrogeno.
Entonces, se debería tener en cuenta una dieta equilibrada y completa, con alimentos frescos a ser posible; pero la máxima a recordar es aprender a envejecer en armonía, ser cautas con los tratamientos antiedad y recordar que en estética  a veces menos es más.

Entradas populares de este blog

Aceite de Musk o Almizcle

Tratamiento con gel de castañas de indias para varices y venas...

Gemas y Chakras...